Quienes convivimos con la diabetes tipo 1, sin duda hemos escuchado decir: ¡Qué lástima, de seguro no puedes hacer esto o aquello! Y muchas veces la desinformación y la ignorancia generan estereotipos que debemos ir derrumbando poco a poco.

Lo sucedido hoy en el Mundial Rusia2018, es una fiel prueba de que con un cuidado apropiado, se puede convivir con la diabetes tipo 1 y alcanzar cualquier meta sin limitaciones.

Hablamos del caso de Nacho Fernández, futbolista profesional, jugador de la selección de España y titular del Real Madrid, que fue el autor de uno de los goles que logró convertir España en su encuentro contra Portugal.

Nacho fue diagnosticado con diabetes tipo 1 a los 12 años. Un reportaje de 20minutos.es reseña como fue este episodio de su vida:

“Nacho se acuerda a la perfección de aquel viernes en el que, de repente, comenzó a sentirse mal y sus padres tuvieron que llevarle al hospital. Aquel fin de semana el defensa no podría disputar disputar el partido con su compañeros. Lo peor llegó con el diagnóstico: era diabético y los médicos que le atendieron le dijeron que tenía que dejar el fútbol. Pocos días después, apareció el ángel de la guarda de Nacho y el médico que le cambió la vida, el doctor Ramírez. Él le obligó a que siguiera jugando, que no abandonara, que utilizara el deporte para mantener a raya la enfermedad. Que no le venciera. La único diferencia con el resto de sus compañeros es que debía tener cuidado con la comida. Desde entonces, Nacho ha colaborado en diversas campañas de concienciación para apoyar la investigación contra la diabetes”.

Nacho Fernández comenzó jugando al fútbol en el Colegio San Gabriel de Alcalá de Henares y de ahí pasó a la Agrupación Deportiva Complutense Alcalá hasta que en 2001 entró en las categorías inferiores del Real Madrid, donde pasó por todos los equipos hasta llegar al primero.

Actualmente ha sido incluido en el Once de Plata de Fútbol Draft de 2011 y en el Equipo Revelación de la Liga según la UEFA en 2017. Con el Real Madrid ha ganado dos Ligas, dos Copas del Rey, dos Supercopas de España, tres Ligas de Campeones, tres Supercopas de Europa y tres Mundiales de Clubes mientras que con la selección de España ha ganado la Eurocopa Sub-21 de 2013 y el Mundial Sub-17 de 2007.

Sin duda la historia de este guerrero es el mejor ejemplo de lo que una persona puede lograr gracias a la constancia y la voluntad y sobre todo a la decisión de no dejar que una enfermedad crónica defina su vida y su futuro. En su caso el apoyo de su familia y de un médico experto y que su supo empatizar con su caso, fueron factores clave que le enrumbaron a conseguir sus sueños.

Desde FUVIDA, sentimos que el caso de Nacho nos motiva a continuar trabajando por la comunidad que convive con la diabetes 1 en el Ecuador, evidenciando la importancia de una buena educación diabetológica y la necesidad de que la Salud Pública provea profesionales calificados que ayuden a que las historias de cientos de niños y niñas que viven con diabetes 1, puedan tener un buen final y meterle un gol a la diabetes como lo hace Nacho.

Les invitamos a seguir a Nacho Fernández en redes sociales

Facebook (www.facebook.com/Nachofernandeziglesiasoficial),

Twitter (@nachofi1990) e Instagram (@nachofdez90).

Compilado por: Ximena Vaca,