Hoy nos visitó Gerardo, un joven de 28 años con diabetes tipo1, con huellas en sus brazos de la diálisis que se realiza tres veces a la semana por 4 horas, para que FUVIDA le proporcione  tiras para el control de sus glucosas e insulina de acción RÁPIDA que se le habían terminado y el sistema de salud no le proporciona.

El hace un remember de su vida, cuenta que hizo caso omiso a las recomendaciones médicas, creyó que por que hacía  deportes le compensaba la mala alimentación que llevó.  Gerardo era un deportista de alto rendimiento y después de 5 horas de ejercicios se comía 10 panes y 1 litro de Cola nos cuenta.

Llegaba cansado a  casa y dormía sin inyectarse la insulina, no tenía control y poco acceso a los medicamentos. Gerardo hoy mira hacia atrás y recomienda que se eduquen en diabetes, el  ha pasado por varias cirugías para insertar los catéteres, antes tenia el catéter puesto en el cuello y era muy doloroso a parte de tener recurrentes infecciones.

Actualmente tiene  retinopatía y nos visitó preocupado  por que sus pies están cambiando de coloración, hicimos una prueba de sensibilidad y su pronóstico no es bueno.

Haciendo una evaluación con Gerardo acordamos que le faltó educación en diabetes, asumir el tratamiento, crear conciencia pero sobre todo motivación a un nuevo estilo de vida.

Por tal motivo sostenemos que ….. La educación es el verdadero tratamiento.  Entre más sabes sobre diabetes, mejor calidad de vida tienes.