Aquí algunos de los factores:

1.- La comida es diferente aún ingiriendo la misma cantidad de carbohidratos, los alimentos tienen diferente  IG (Indice glucemico) y contenido de grasas diferente.

2.- El ejercicio: influye  la intensidad, tiempo y tipo de ejercicio. Una hora  de fútbol es diferentes a una hora de  baile.

3.- La insulina puede tener mucho tiempo abierta, a medida que pasa el tiempo la efectividad se pierde en un porcentaje. Por este motivo al abrir un nuevo frasco la dosis a veces hay que ajustarla.

4.- El lugar de la inyección, Si todos los días cambias de lugar, la absorción es diferente.
Si inyectas la basal hoy en el abdomen y mañana en el brazo, esto puede ser motivo de la variabilidad de la glucosa, Se recomienda rotar el lugar dentro de un mismo lugar en formas de las manecillas del reloj, pero siempre en partes bajas para basales y partes altas para insulinas de acción rápida.

El abdomen es mas rápida la absorción, en los brazos mas lenta. Por ende el comportamiento de la Insulina es diferente cada día. Prueba inyectando la basal por una semana siempre en el abdomen. y la siguiente lo cambias,  Y no te olvides de consultar con tu medico antes de tomar cualquier decisión.

Un virus o bacterias, si estas incubando alguna enfermedad las glucosas se elevan

y un dato importante nunca apliques insulinas antes de bañarte, sin comer, la irrigación sanguínea aumenta y la insulina actúa de manera rápida pudiendo provocar  baja brusca en la glucosa.