Aquí hay algunos consejos sobre cómo hablar con su hijo acerca de su  diabetes tipo1.

Hablar su idioma. Utilice el idioma que mejor se adapte a su edad. Hable abierta y honestamente; permita las preguntas y ofrezca confianza.

Hágales saber que no es su culpa. Explicar a los niños pequeños que no desarrollan diabetes debido a que son “malos” o lo hicieron algo mal.

Explicar la diabetes. Hablar con su hijo en términos simples y explicar que la diabetes no va a desaparecer, al igual que lo hace la gripe o un resfriado.

Sea positivo y directo. Trate de sonreír,  estar tranquilo y Amigable cuando explica la diabetes. Si usted está molesto, resentido o inseguro su hijo lo podría también sentir y enfadarse con su condición. Asegúrese de que su hijo sepa que él o ella pueden hacer las mismas cosas que el resto de los niños y adolescentes que no tienen diabetes. Solo requiere de una planificación.

 

“Y recuerde que usted puede transmitir los conceptos claros, precisos, veraces y fidedignos si usted los conoce, de lo contrario busque su educador en diabetes más cercano para que lo ayude aclarar sus dudas y no olvide hacer una lista de preguntas en cada visita con su endocrinólogo pediatra.”